- Aviso Publicitario -

Mi nombre es Maluli Martínez Cano, les quiero hablar acerca de una teoría de comunicación que siempre tengo en cuenta a la hora de establecer una opinión acerca de un tema que se desarrolla en los medios de comunicación, también cuando hay elecciones presidenciales o en algún momento en el cual estoy reunida con un grupo de personas y se debe decidir una postura sobre algún tema.  En realidad, trato siempre de analizar, me informo y disfruto del proceso.

Esta teoría llamada La Espiral del Silencio, es propuesta por la alemana Elizabeth Noelle Neumann en  1977. La misma explica la forma en la que la opinión pública se desarrolla como forma de control social, al plantear que las personas adaptan su manera de comportarse a las opiniones predominantes en su contexto social sobre cuales conductas son o no aceptables. Esta conducta tiene su origen a nuestro natural temor al aislamiento, que puede darse si expresamos opiniones que sean percibidas como minoritarias, razón por la cual los individuos estamos constantemente “sondeando” el clima de la opinión pública para determinar qué opinión podemos expresar y cual no.

La llamada Espiral, es la figura que se dibuja a medida que aquellos que tienen opiniones o posiciones minoritarias son enmudecidos, y las opiniones percibidas como mayoritarias aumentan y se vuelven dominantes. Sin embargo, existen algunos individuos que al ser presionados reafirman y persisten en sus opiniones,  se los denomina  “núcleo duro”.

El individuo primero toma en cuenta la predominancia de la opinión pública para luego decidir si mantiene o no su posición. Cada persona como seres inteligentes, pensantes, tiene su opinión y su forma muy personal de pensar de acuerdo a factores como educación, cultura, política, creencias, entre muchas otras cosas que crean la individualidad de un ser humano. Obviamente también influye la personalidad de cada uno en base a las decisiones que va tomando.

Esta teoría se fortalece a raíz de que los medios masivos de comunicación se posicionan como un factor influyente en la formación de la opinión pública.  Entonces, me pregunto: ¿Cómo una opinión puede dominar a una sociedad?  Y peor aún, ¿Cómo una sociedad puede estar tan segada por un tema en particular? Hay muchos ejemplos que se me vienen a la mente, pero preferiría que formules personalmente los tuyos.

Siempre recuerdo las sabias palabras de un profesor a quien yo tenía gran admiración, quien citaba  a Gustave Le bon: “La masa es siempre intelectualmente inferior al hombre aislado. Pero, desde el punto de vista de los sentimientos y de los actos que los sentimientos provocan, puede, según las circunstancias, ser mejor o peor. Todo depende del modo en que sea sugestionada”.

Entonces, como parte de esta sociedad, en la cual todos estamos construyendo cada día, te invito a que siempre trates de formar una postura viendo todos los aspectos y no te guíes solo con la postura de solo un medio, o la opinión de una persona o grupo en particular. Al contrario, trata de ver un poco más allá de los intereses propios o de algún medio en particular. Fíate en tus valores, pero no excluyas la lógica en tus juicios.

Espero que esta lectura te haya sido interesante, y nos volveremos a encontrar en Pipuu.com próximamente.

¿Te gustó el contenido? Compartilo en las redes
- Aviso Publicitario -
Maluli Martinez Cano
Lic. en Relaciones Públicas, Comunicación Empresarial y organizadora de eventos. Me considero una persona intelectualmente inquieta, directa, emprendedora incansable y muy sociable. Actualmente soy Productora Ejecutiva en el programa de TV El Reality Show, emprendo un nuevo proyecto comercial y genero contenidos en Pipuu.com

Dejá tu comentario