- Aviso Publicitario -

Difícilmente por la ciudad encontremos algún vehículo o en especial buses que no expidan humo, lo que siempre significa que existe algún problema tal vez no muy grave pero que debe de ser revisado.

El color del humo puede decirte mucho, como por ejemplo que parte del vehículo es la que necesita ser reparada.

Cuando el humo sale por debajo del capó de un auto generalmente significa que se ha recalentado y la temperatura del vehículo sube. Pero si el humo proviene del caño de escape el asunto casi siempre se relaciona con algún elemento al interior del motor que no debería estar allí presente.

Según el color del humo que observes podrás saber si tu auto está dejando pasar combustible en exceso al motor o filtrando aceite.

Humo blanco: indica la presencia de agua en el sistema de escape, ya sea por el efecto de condensación que se produjo mientras el auto estuvo apagado en la noche o porque se está filtrando al motor desde el sistema de refrigeración.

Es normal que salga una pequeña cantidad de humo blanco mientras el motor esté frio.

Humo Negro: significa que por los inyectores está pasando combustible en exceso, por lo que ese sobrante se transforma en humo que es expulsado por el sistema de escape.

Humo azul: señala la presencia de aceite de motor dentro de la cámara de combustión. La causa de esto puede ser un sello roto de alguna válvula que deja pasar aceite en cada ciclo. Cuando esto sucede es muy común que el motor pierda gran parte de su potencia.

¡Ahora a verificar que color de humo expide nuestro vehículo, para saber cuándo llevarlo a una visita al taller mecánico!

 

 

¿Te gustó el contenido? Compartilo en las redes
- Aviso Publicitario -
pipuu_lorena
Ahora Pipuu.com es un portal horizontal de comunicación independiente y de pensamiento libre, generamos contenido propio y contenido colaborativo, donde diferentes referentes hablan acerca de lo que saben, lo que les gusta y opinan sobre otros temas.

Dejá tu comentario