- Aviso Publicitario -

Pararse muchas horas, la obesidad, la mala alimentación, la retención de líquidos y el sedentarismo son algunas de las causas de la aparición de la enfermedad que ataca tanto a hombres como a las mujeres.

Cansancio, pesadez, edema, dolores, inflamación, infección y trombosis son algunos de los síntomas graves de la tan temida insuficiencia venosa, que es ocasionada cuando las venas se dilatan. Cuando falla todo el sistema venoso, aparecen varices gruesas, coágulos en la sangre, infección en la pierna y úlcera varicosa.

Tres de cada diez pacientes atendidos diariamente en consultorio de flebología, presentan infección en las várices, siendo los otros casos atendidos por úlcera varicosa. La temperatura, el calor, la multiparidad y el factor hereditario son los factores que predisponen.

Las personas predispuestas a padecer de la afección son las que están mucho tiempo de pie, como los mozos, los parrilleros, las cocineras y aquellas personas que tengan el factor genético o factor hereditario.

Para evitar la aparición de la patología venosa cambia de hábitos por una alimentación más balanceada, con frutas, verduras, hortalizas, hacer ejercicios y no aumentar de peso.

Usar medias o elementos naturales sumados al cambio en el estilo de vida, para que esa válvula que no está funcionando pueda restablecerse lo más pronto posible, son algunos de los tratamientos disponibles. Caso contrario, se pasa a la segunda etapa, un tratamiento intervencionista.

¿Te gustó el contenido? Compartilo en las redes
- Aviso Publicitario -
Ahora Pipuu.com es un portal horizontal de comunicación independiente y de pensamiento libre, generamos contenido propio y contenido colaborativo, donde diferentes referentes hablan acerca de lo que saben, lo que les gusta y opinan sobre otros temas.

Dejá tu comentario