- Aviso Publicitario -

Arroz: El arroz es un básico de la despensa. Además de ser un cereal bastante versátil, es muy difícil que se estropee: Se trata de un producto que ha sido desecado y presenta una cantidad muy baja de agua (inferior a 0,6%), por lo que no se puede observar crecimiento microbiano.

Mostaza: Nos encontramos ante un producto con una vida útil de, al menos, dos años.

Atún Enlatado: El atún, primero se somete a un proceso de cocción que inactiva las enzimas responsables del deterioro del pescado. Además, se cubre con un líquido de cobertura (salmuera, aceite o alguna salsa especial) para eliminar el oxígeno que haya en el envase. Por último, se somete a un proceso térmico de esterilización y se cierra el envase herméticamente. Su vida útil es de uno cuatro años.

Vinagre: .El pH del vinagre es muy bajo, ronda los valores de 2.5-3.5, por lo que no es posible el crecimiento de organismos.

Sal: Los iones de la sal se combinan con el agua libre de los alimentos y hacen que esta no pueda ser utilizada por los microorganismos. Conservada en un lugar fresco y seco es prácticamente incorruptible.

Aceitunas: Pueden durar, sin abrir, fácilmente tres años en la despensa. Además, al igual que el atún enlatado, las aceitunas sufren unos tratamientos térmicos que eliminan los posibles microorganismos que pueda tener el producto y van sumergidas en un líquido de cobertura de carácter ácido.

Maicena: Aunque no es un producto que utilicemos a menudo, por su baja actividad de agua puede durar años en la cocina. Solo tenemos que mantenerlo en un lugar fresco y seco, mientras pensamos en las posibles recetas en las que la usaremos.

Miel: Además de su sabor, contiene una gran cantidad de nutrientes y tiene propiedades antibióticas y antibacterianas. Por su elevado contenido de azúcares, una baja actividad de agua y sus propiedades antibióticas”, podemos conservarla durante años. Eso si, las condiciones térmicas de almacenamiento son fundamentales para que no sufra alteraciones como la cristalización: mejor en un entorno seco, a una temperatura entre 10º y 15º.

Semillas de Chia: No solo son nutritivas (contienen aminoácidos esenciales, fibra y omega 3), sino que, bien conservadas, pueden durar mucho tiempo sin estropearse.

Café Soluble: Para producirlo tiene que pasar por un proceso de liofilización (deshidratar un líquido variando las condiciones de temperatura y presión, por lo que el agua pasa del estado sólido al vapor), gracias al cual se queda con una actividad de agua muy baja y le hace durar casi dos años en perfecto estado.

Azúcar: Aguanta mucho tiempo en perfecto estado, en cualquiera de sus versiones. Una elevada concentración de azúcar y la ausencia total de agua, lo convierte en un producto complicado para la proliferación de microorganismos.

Licores: El etanol (alcohol etílico) ataca a los lípidos de las membranas de las bacterias, estas se desintegran y se desnaturalizan sus proteínas, lo que lo convierte en un producto que podemos conservar casi indefinidamente.

 

¿Te gustó el contenido? Compartilo en las redes
- Aviso Publicitario -
Ahora Pipuu.com es un portal horizontal de comunicación independiente y de pensamiento libre, generamos contenido propio y contenido colaborativo, donde diferentes referentes hablan acerca de lo que saben, lo que les gusta y opinan sobre otros temas.

Dejá tu comentario