- Aviso Publicitario -

El avance de la tecnología de impresión 3D ha llegado a ámbitos tan dispares como la medicina o la arquitectura. Ahora, un restaurante londinense ha decidido aplicar el concepto a la gastronomía con un restaurante que imprime comida en tres dimensiones.

La idea se extiende no solo a los alimentos, sino al diseño del local: desde los platos y los cubiertos hasta las sillas y la decoración están creadas mediante esta técnica de impresión. Food Ink es un proyecto en el que colaboran chefs de prestigio de varias partes del mundo.

La apertura es posible gracias a la innovación en la creación 3D; en concreto, gracias al nuevo lanzamiento de la empresa holandesa ByFlow, que ha puesto a la venta la primera impresora del mundo capaz de manipular alimentos, aunque sus aplicaciones pueden ser mucho mayores: de materiales como cerámica y sicilio hasta carne o chocolate.

Tras la inauguración, sus responsables aseguran que sus planes pasan por presentar el concepto en una gira mundial que pasará por lugares como Dubai, Las Vegas, Roma, Berlín y Toronto. El precio medio por persona para disfrutar de los menús de Food Ink es de unos 250 euros.

¿Te gustó el contenido? Compartilo en las redes
- Aviso Publicitario -
Ahora Pipuu.com es un portal horizontal de comunicación independiente y de pensamiento libre, generamos contenido propio y contenido colaborativo, donde diferentes referentes hablan acerca de lo que saben, lo que les gusta y opinan sobre otros temas.

Dejá tu comentario